Un «espanto», patrimoni cultural, El Blog del Wuniatu" /> Un «espanto», patrimoni cultural | El Blog del Wuniatu" />

« Home | Evocació de Tonetti » | Nadal: taula i gasos » | El pont » | Calamars psicotròpics » | Lowell i la desorientació familiar » | Xirrip, xirrip! (Els estornells) » | Despensa del valencià » | Botànica urbana i funerària » | Una làpida » | Moniatoplàsties » 

dissabte, de febrer 19, 2005 

Un «espanto», patrimoni cultural

Com que la realitat supera sempre la micció, dilluns passat vaig tenir un curiós encuentro, en la tercera frase, amb un humanoide/homúncle que semblava bessó de l’assessor de l’ex alcalde Gimeno . Com que un asnador cultural no sol gastar unes maneres tan pròpies dels baixos fons (palustres o lacustres), vaig dedduir que l’havien clorat. Ítem más, duia un amenaçador GPS en una de les extremitats superiors, que referma la meua teoria: era per no perdre’s de la nau federal enmig del cacau urbanístic de Castelló. Un altre dia ho comptaré amb pèls i penyals. Digne del Spielberg.
Així que, entre això i l’onada de fred polar, aquesta setmana m’he dedicat a fer googling, que és la millor manera de redactar substanciosos informes, d’aquells que tant es cotitzen entre els alts espàrrecs de l’administració pública castellonenca. Et demanen un informe: furgues amb el Google, ho arregles amb el Word, signes, imprimeixes, i a cobrar que són quatre dies. Si tens molta mandra, per uns quants euros més, te’n vas a Disneyworld i contractes fins i tot al Tio Gilito que et farà la mateixa feina, això sí, amb diners públics i per una quantitat més elevada. Ja se sap: paga el pueblo...
Fent googling he trobat uns curiosos reservoris de criptozoologia. No, no parlaré avui del xupacabras de Cabanes, que sembla que ha entrat en estat d’hivernació. Parlarem d’altres animalets, animalons i assessors diversos. Un d’ells és un «espanto colombiano», el Hombre Caimán, que, atès que s’apareix al poble de Plato, en el riu de la Magdalena, podria tenir origen castellonenc, ja que se suposa que va ser una introducció cultural del Molt Noble Adelantat, Celeirón de Birlas, conqueridor castellonenc del Nou Món (bé, d’una part del Nou Món, que tampoc cal exagerar), on va introduir l’esport del boli entre els quítxues i uns altres pobles indígenes. Al final del text que reproduïm hi ha una referència paisatgística molt semblant a la marjal castellonera, que ho demostra. La biografia del Hombre Caimán, tal i com es pot trobar a Cocoweb, pàgina de la Universitat Nacional del Centre del Perú (que no cal ser sempre un indocumentat), és la següent:
«En el pueblo del Plato (Magdalena) existe la leyenda del Hombre Caimán, y a su alrededor la fiesta que se hace en su nombre en el llamado Festival del Hombre Caimán, y una plaza y monumento en su homenaje, que son patrimonio cultural de la ciudad.
Cuenta la leyenda que en Plato existió un pescador de nombre Saúl, a quien le fascinaba ver bañar a las jovencitas del pueblo, en el caño “Las Mujeres” del río Magdalena. El era muy sensual, pues le gustaba sobremanera ver las partes más íntimas del sexo femenino.
Para estar muy cerca de las jovencitas, el pescador deseó convertirse en caimán. Viajó a la Guajira en donde un piache o chamán le preparó un bebedizo mágico, que echó en dos botellas, el líquido rojo para convertirse en caimán; y el líquido blanco para que lo volviera a su estado normal.
El pescador Saúl se frotó el cuerpo convirtiéndose de inmediato en caimán; con ello se preparó para acercarse más a las mujeres del Plato, en condiciones especiales; y para tener el placer de ver sus partes íntimas.
Un amigo de tragos fue su cómplice y siempre estuvo atento para rociarle el líquido blanco, que lo convertía de nuevo en ser humano.
Un día su amigo no lo pudo acompañar, por cual invitó a otro, quien se asustó cuando vio emerger al pescador Saúl en forma de caimán. Del susto dejó soltar la botella con el líquido blanco sobre las piedras. Sin embargo, unas pocas gotas cayeron sobre la cara, haciéndole recuperar únicamente la cabeza, por lo cual el resto del cuerpo quedó convertido para siempre en caimán.
Con la cabeza de hombre y el cuerpo de caimán, el pescador Saúl se convirtió en el más macabro terror para las mujeres del Plato, que no volvieron a bañarse en el río, por el temor de encontrarse con el hombre caimán. Por ello para llegar a alcanzar de nuevo la tranquilidad del pueblo del Plato, los pescadores se propusieron cazarlo en los pantanos o pescarlo en el río Magdalena.
La única persona que sabía la tragedia era su madre, quien le colocaba alimentos en determinados lugares, y en algunas ocasiones hablaba con él, quien le pidió insistentemente que buscar al indio piache o brujo en la Alta Guajira, para que de nuevo le preparara la botella del líquido blanco. Ella fue al lugar indicado, pero con gran sorpresa tuvo conocimientos de la muerte del brujo piache; y a pesar de sus contactos con otros piaches, ninguno pudo hacer el líquido blanco. Desesperada ante ello, la madre del Hombre Caimán murió con gran tristeza.
Saúl, «El Hombre Caimán» se abatió tanto por haberse quedado solo con la funesta tragedia, que decidió partir hacia el mar por el río Magdalena y Bocas de Ceniza. Desde entonces los pescadores del Bajo Magdalena, desde Plato hasta el mar, estuvieron pendientes para pescarlo en el río o cazarlo en los pantanos de las riberas. Así se convirtió en una leyenda que se ha trasmitido de generación entre los habitantes del Plato».
Compte que homes caiman hi ha a dojo per aquestes contornades i, evidentment, la seua voracitat mereix un monument. Perquè, en el fons són bons, com Su Excelencia...

Article del 30 de gener de 2005

Hagiografia del Wuniatu

  • Sóc Wuniatu
  • Sóc a Wallis & Futuna
  • Les meues dades personals no tenen cap interès o són d'interès molt baix
La meua vida i miracles
www.flickr.com
This is a Flickr badge showing public photos from wuniatu. Make your own badge here.
Powered by Blogger
and Blogger Templates