« Home | La marieta » | marietaw  » 

dijous, de juny 24, 2004 

«Tractat del caos»

Arran de la publicació del meu últim llibre, Tractat del caos, vaig publicar aquest artcle, el 20 de juny passat, al diari Levante de Castelló. Se'm pot acusar d'autobombo, és evident. Però com diu el refrany: Per a ser puta i no anar amb berlina, que descanse la petxina! :-D

Tractat del caos

Hola! Acaba d'aparèixer un llibre nou d'una servidora: «Tractat del caos» (ISBN 84-7502-698-2), que va rebre el Premi de Poesia Festa d'Elx 2003, com ja va informar magníficament l'amic i company d'aquest diari Mario Almela. L'ha publicat Tres i Quatre (València, Eliseu Climent editor, www.tresiquatre.com) i, com que sóc el pare de la criatura (junt amb quatre muses, quatre), vull compartir aquest goig amb les benvolgudes lectores i lectors (que són molts més dels que ells volen i diuen :-). Per això l'article d'avui és un enganxar i apegar d'una ressenya del llibre que em va fer el novelista d'Almassora, Robert Juan-Cantavella, autor de la celebrada obra Otro, a la revista «Lateral», el novembre passat, crec. Robert i el també amic Miquel Àngel Palomero, al qual felicite des d'aquí pel seu llibre neonat «Gònades tibants» (divertidíssim, quina enveja et tinc, Micalet!), són, sense dubte, el futur més brillant i trencador de la nostra narrativa. A la tardor presentarem oficialment el Tractat a la llibreria Babel i, no cal dir di-ho, esteu totes i tots convidades.

«El desorden de Antoni Albalat

Robert Juan-Cantavella

En los dos extremos de la poética de Antoni Albalat (Castellón, 1961) están su primer poemario, titulado Aviram espars (1989) y compuesto por prosas naturalistas, y la poesía visual que en los últimos tiempos produce mediante tecnología digital, la utilización de fotos e imágenes y el propósito expreso de ser expuestas, y no tan sólo incluidas en un libro (en este sentido, cabe decir que su obra está presente en The Sackner Archive of Concrete and Visual Poetry de Miami, una de las más destacadas colecciones de poesía visual). Entre medias, un amplio abanico de registros y lenguajes que no obstante, permiten establecer un itinerario marcado por la reiteración tanto de temas y obsesiones como de formas, pero sobre todo, por el recurso a la ironía como motor de su poética.

A través tanto del intelectualismo de algunas de sus propuestas –que exigen al lector un manejo de códigos tanto literarios como científicos y populares, tramados en una urdimbre más o menos compleja, transgenérica y metaliteraria–, como de la inmediatez de otras –que explotan el gag tan menospreciado entre quienes se obstinan en no entender la poesía visual–, hace trece libros que Albalat viene creando y recreando un universo algunos de cuyos elementos medulares son los siguientes: la filosofía zen, una fijación extrema por el sexo, el gusto por el equívoco, el diálogo con la tradición en clave paródica, el uso y abuso de la cultura pop como antídoto al noucentisme que lastra la poesía actual catalana, y un interés difícil de explicar por los insectos y los caracoles, que invaden su poética tanto en lo gráfico como en lo temático. La admiración de este outsider por la poesía y el pensamiento orientales tiene sus primeros frutos en los haikus que publica en Llibre dels grills (Libro de los grillos, 1998), que lleva a sus últimas consecuencias en Els peus de la boira (Los pies de la niebla, 2001), y que no ha dejado de incluir en sus otros libros, cada vez más abiertos a la combinación simultánea de diferentes lenguajes. Ello explica en parte la evolución sintética de su poesía, que si en otros autores experimentales se ha producido mediante una especie de “salto a la visualidad”, en Albalat puede rastrearse ya desde las prosas epigramáticas de L’herència dels hidroavions (La herencia de los hidroaviones, 1995), el primer libro que reconoce como propio, y con cuyo título –que no todavía de un modo tan claro con sus poemas– se sitúa bajo el auspicio de Joan Salvat-Papasseit, referente indiscutible de la primera vanguardia poética catalana.

Y la ironía es el elemento aglutinador de esta cacofonía de formas y de fondos. Un buen ejemplo lo encontrará el lector en su próximo libro. Tractat del caos (Tratado del caos, 3i4, Valencia, 2004) es probablemente el libro más arriesgado de Antoni Albalat, deliciosamente irregular y extrañamente compacto. El primer contacto de Albalat con la teoría del caos se produce en Ritmos (Nivola, 2002), libro lúdico-científico donde colabora con tres matemáticos (Eliseo Borrás, Pilar Moreno y Xaro Nomdedeu) en un experimento gráfico, teórico y poético basado en la exploración del azar y en la búsqueda de modelos que expliquen las formas y los procedimientos de la naturaleza. Estos juegos del intelecto los aplica Albalat en su Tractat del caos de muy diversas maneras, sometidos en cada caso a diferentes grados de deformación, y articulados en la forma de un delirante tratado en el que se suceden tanto poemas visuales que parten de una función matemática, como otros más figurativos que siguen la estética de sus anteriores trabajos, así como poemas discursivos y un último capítulo de prosas que oscilan entre la prosa poética y el microrrelato.

Sorprende el largo poema que abre el libro, donde siguiendo la filosofía postmoderna del cut & paste, el poeta, bajo el nick FROID, se desnuda al reproducir su conversación en un chat privado con una mujer, de nick Sunami. Se trata de una extraña forma de realismo virtual cuyo primer efecto es violentar al lector, al que se invita nada más abrir el libro a invadir la intimidad del poeta de una forma que parece absurda. Por otro lado, esta estrategia de pornografía sentimental le permite a Albalat otras tácticas como el comentario metapoético de algunos de sus propios poemas, la introducción de elementos científicos, y la representación de la jerga y la paratextualidad del chat, lo cual, por ejemplo, permite leer el poema en función del timing original en que fue generado.

Al final del libro, y tras un capítulo visual compuesto por dos series de Poemes del Mont de Venus (Poemas del Monte de Venus), el poeta triunfa sobre el caos (esto sucede de diferentes formas en cada una de las tres partes del poemario), y aunque no veo cómo eso pueda ser posible, lo cierto es que este Tractatus de Albalat es toda una aventura, y un perfecto botón de muestra de su poética múltiple.

Antoni Albalat (Castelló, 1961) es poeta, periodista y entomólogo aficionado. Es autor, entre otros, de L’herència dels hidroavions (Germania, 1995), Els peus de la boira (Pagès, 2001) y Tractat del caos, de próxima publicación en la editorial 3i4 de Valencia.

Robert Juan-Cantavella (Almassora, 1976) es autor de la novela Otro (Laia Libros, 2001)»


hey nice posts i added you to my bookmarks

Just wanted to say everything you posted was a good read.
Its nice too see that some people create decent and entertaining blogs, yours kept me reading for well over 10 minutes.

Thanks!

Publica un comentari

Hagiografia del Wuniatu

  • Sóc Wuniatu
  • Sóc a Wallis & Futuna
  • Les meues dades personals no tenen cap interès o són d'interès molt baix
La meua vida i miracles

Previous posts

www.flickr.com
This is a Flickr badge showing public photos from wuniatu. Make your own badge here.
Powered by Blogger
and Blogger Templates